3 recetas veraniegas infaltables para tu embarazo

1062
embarazada-cocinando
¿Tienes que salir temprano a trabajar, estás en época de verano, y no te alcanza el tiempo para prepararte algo fresco y nutritivo durante el embarazo?


No te preocupes, en este post te diremos 3 recetas fáciles que podrás preparar diariamente con verduras o frutas que encontrarás en tu refri y así poder gozar de una buena nutrición tanto para ti como tu bebé durante y después de tu embarazo.

La mayoría de mamis que nos encontramos en tiempo de gestación tratamos de prestar la debida atención a nuestra alimentación para estar nutridas y dar a luz a un bebé sano, pero sabemos que nosotras trabajamos durante el día y hacer una dieta especial, variada y sana nos cuesta un poco por la falta de tiempo.

Así que a continuación te ofrecemos 3 recetas sabrosas para que puedas refrescarse en este verano y a su vez que contienen los nutrientes necesarios para una alimentación sana en el embarazo.

Ensalada griega

Esta ensalada griega te proporcionará los nutrientes debidos ya que contiene un sin fin de verduras con hojas verdes dándole a tu organismo la fibra y proteínas que necesitas durante la etapa del embarazo. ¿Cómo se prepara?

Ingredientes:

½ diente de ajo, 1 pimiento verde grande, 1 cebolla grande , ½ pepino, 2 tomates, 2 cucharadas de zumo de limón, ½ cucharadita de sal, ½ cucharadita de azúcar, 4 cucharadas de aceite, 150 g de queso fresco, 50 g de aceitunas negras, orégano y albahaca fresca.

Preparación:

Pelar el diente de ajo y frotar con él una ensaladera. Cortar el pimiento por la mitad y eliminar las semillas; lavarlo y cortarlo en tiras. Pelar la cebolla y cortarla en aros finos.

Lavar y secar el pepino y cortarlo en dados grandes. Lavar y secar los tomates y trocearlos. Batir en la ensaladera el zumo de limón, la sal y el azúcar y añadir el aceite.

Poner las verduras en la ensaladera y mezclar con cuidado. Cortar el queso fresco en dados, espolvorearlo con el orégano y añadirlo, junto a las aceitunas negras, a la ensalada. En el momento de servir, adornar con las hojas de albahaca.

Ensalada de pollo, zanahoria y manzana

La combinación de sabores más original y sabrosa para nosotras las madres gestantes. El uso de fruta y verdura en esta ensalada aporta una gran cantidad de minerales, vitaminas y a su vez hidrata y la carne de pollo al ser nutritiva nos aporta gran cantidad de hierro. ¿Cómo se prepara?

 Ingredientes: 

1 lechuga, 400 gr de pollo, 2 manzanas, 2 zanahorias medianas, ½ cebolla, 1 ramita de perejil, aceite de girasol, vinagre, sal y pimienta al gusto.

Preparación:

Cortar los filetes de pollo en dados y salar. Calentar aceite en una sartén y freír el pollo hasta que esté dorado, y reservarlo.

Lavar, escurrir y cortar lechuga, disponerla en un bol. Pelar y cortar las verduras, la zanahoria en tiras y la manzana en cuadraditos. Picar muy fina la cebolla, y agregar todo al bol con la lechuga.

Añadir el pollo cuando se haya enfriado. Agregar el aceite y el vinagre, salpimentar y añadir una ramita de perejil. ¡Y listo!.

Ensalada de pasta multicolor y atún

Una de las infaltables y fáciles de preparar para este verano con ingredientes sencillos que encuentras en tu cocina, la ensalada de pasta y atún, la cual nos aporta una cantidad de hidratos de carbono y proteínas. ¿Cómo se prepara?

Ingredientes:

150 gr. de pasta corta, 100 gr. de atún en lata, 1 tomate grande , 1 zanahoria ,5 aceitunas verdes, 5 aceitunas negras, 1 cucharada de cebolla blanca rallada, 50 gr. de maíz dulce, aceite de oliva, vinagre y sal.

Preparación:

Echar abundante agua en una olla con un poco de sal, y poner a calentar. Mientras tanto, preparar el resto de ingredientes.

Lavar y cortar las verduras. Pelar la zanahoria y cortarla en rodajas, y el tomate en trozos grandes o en dados. Trocear también las aceitunas.

Añadir el maíz dulce y el atún. Mezclar todo, aliñar con aceite, sal y vinagre al gusto y reservar.

Cuando el agua rompa a hervir, añadir la pasta y dejar que se cocine unos 10 minutos. Escurrir la pasta, mezclar con el resto de ingredientes, remover bien y servir. ¡A comer!