Canguro para Bebe: cómo elegirlo según mi Personalidad y la de mi Bebé

47959

Elegir un canguro para bebé es cosa seria y requiere de gran reflexión. En este análisis exhaustivo, no sólo conoceremos los tipos de portabebé más cómodos y ergonómicos. También reflexionaremos a fin de encontrar el canguro, fular, mochila portabebés o mei tai que tú y tu bebé amarán.

El canguro para bebe no es un invento nuevo, diferentes culturas los han sabido aprovechar. Ha ido evolucionando con el tiempo y al día de hoy tenemos un abanico bastante amplio. El que escojamos debe adaptarse a nuestro estilo de vida, crianza e incluso al temperamento de nuestro bebé. Pero ¿por qué escoger un canguro portabebe como medio de trasporte de nuestro pequeño? ¿Cuáles son las ventajas de llevarlo pegadito al pecho o espalda?

¿Ventajas? ¡Un canguro para bebé que los una a todos!

Podríamos afirmar que el uso de un portabebé o fular ergonómico sólo aporta ventajas. Para el portador (mamá, papá u otro cuidador) y también para el bebé.

Piénsalo, si el mejor lugar en el mundo para un bebé son los brazos de mamá, el segundo mejor lugar podría ser un artilugio que permita que el bebé esté los más cerca posible a su cuidador. Además tendrás los brazos y manos libres para realizar otras actividades. Siempre que sea un canguro para bebe o fular ergonómico, apoyará el desarrollo motor, sensorial y cognitivo del niño.

Si vamos a lo práctico podemos hacer una lista de beneficios:

  • Colabora en la formación del apego, al mantener al bebé pegado al cuerpo se siente seguro y acompañado.
  • Nos permite movilidad, llevar al bebé a todo lugar mientras ellos nos observan o duermen.
  • Al momento de salir a pasear es muy práctico. Son más ligeros que los coches si subes a un taxi. En un autobús público puedes moverte rápido, subir escaleras y usar las manos para sostenerte.
  • La posición que adopta el bebé hace que le reduzcan los cólicos.
  • Al estar a esa altura los bebés interactúan mejor con los adultos que tiene a su alrededor.
  • En caso de los bebés más pequeños, ellos se sienten más tranquilos al sentir el latido del corazón de mamá o papá.

Si pensamos en alguna desventaja estaría ligada al diseño, cada uno está indicado para edades y estilos de porteo diferenciados. Lo que no quita las ventajas que aportan si eliges el canguro para bebé adecuado para tí.

Entonces ¿Cómo elijo el canguro para bebé ideal?

Primero hay que hacer exámen de conciencia, ponte la mano al pecho y con sinceridad responde las siguientes preguntas:

¿Voy a comprometerme con el porteo y llevar a mi bebé a todos lados conmigo? ¿Voy a hacerlo desde el inicio, desde sus primeros días en este mundo? ¿Quiero usar un canguro para bebé en el diario o para salidas? ¿Qué tipo de persona soy? ¿Viajera, hogareña, descomplicada?

Estas preguntas tienen una finalidad práctica, pues cuantas veces has comprado algo que no te sirve y malgastado dinero. Quizás no era lo que necesitabas, por ello para elegir entre una mochila portabebés, fular u otro tipo debemos tener en cuenta varios factores:

  • La edad y el peso de nuestro bebé. El fular se usa desde 0 meses y otros modelos de portabebé ergonómico pueden variar el uso según el peso. Las mochilas portabebé pueden soportar hasta niños de 2 años.
  • No dejes pasar mucho tiempo si quieres usar un fular ergonómico. Los bebés aprenden. Si no introduces el uso antes de los 6 meses podría ser más difícil que se acostumbre.
  • Ten en cuenta la persona o personas que lo van a cargar para que se ajuste a la medida adecuada. No todos los canguros para bebé pueden ser utilizados por varias personas.
  • Revisa los materiales, el fular y mei tai son más adecuados para épocas de calor. Mientras las mochilas portabebés se pueden usar todo el año si el bebé es mayor.
  • Si vas de viaje o pasas mucho tiempo fuera elige canguros para bebé de materiales más duraderos como las mochilas portabebés.
  • Para los que gustan de pasar tiempo en casa, los modelos que sean más sencillos de colocar. Estos facilitan los cambios de pañal.
  • Cuando tu bebé es muy activo, elige los multiposiciones que le permiten mayor movilidad.
  • Muchos bebés son muy inquietos, la posición al pecho te permite vigilarlo mejor. Algunos canguros para bebé permiten colocarlo al pecho mirando hacia afuera.

A continuación, detallamos los diferentes tipos de canguros para bebé y cuáles son las fortalezas de cada uno de ellos.

Mochila Portabebés para Mamás y Bebés Aventureros pero con Seguridad

Las mochilas portabebés es quizás lo más difundido hoy en día. Hay de muchas clases y lo ideal es buscar una que se adapte a la forma del bebé. Toma en cuenta su edad, peso y talla.

El canguro porta bebé ergonómico debe tener un soporte para la cabeza si vamos a utilizarla en bebés recién nacidos. Si no lo tiene es recomendable usarlo a partir de una edad en la que pueda controlar mejor los movimientos de su cabeza.

Puedes reconocer un canguro ergonómico porque mantiene al bebé siempre sentado y no con las piernas colgando. Por su estructura el canguro debería acomodar las piernas del bebé formando una M o en posición “ranita”. Las rodillas quedan mínimo a la altura de su cadera.

mochila portabebés múltiples posiciones y modelos
Varios diseños de mochila portabebés

Si caminas mucho con tu bebé, sales de paseo a la calle, planeas un viaje o trekking corto puedes optar por la mochila portabebés. Recuerda que tu bebé pasará muchas horas sentado allí. Además tú estarás en constante movimiento, con un bebé que probablemente ya sobrepase los 8 kg.

De acuerdo al modelo, podremos llevar a nuestro bebé en la parte delantera o a nuestra espalda. Aunque existen algunos modelos más sofisticados donde pueden llevarlos al costado de uno. Por lo que es perfecto para los bebés que quieren observar, tocar y experimentar todo a su alrededor.

A favor:

  • Es uno de los portabebé a los que se puede dar más tiempo de uso.
  • La mochila portabebés se puede regular (ajustar) a cualquier persona que vaya a cargar al bebé.
  • Es el más aceptado por los papás, pues se sienten más seguros (y masculinos) que con cualquier otro.

En contra:

  • La mochila portabebés son las que ocupan más espacio al guardarlos.
  • Son un poco difíciles de colocar si es que no se tiene la ayuda de otra persona.

Fular Ergonómico: Mi bebé recién nacido juntito a mi todo el día

El fular portabebés tiene su origen en las zonas de Bolivia y Perú, donde es una costumbre ancestral. Las mamás llevan a sus bebés cargados con telas en sus espaldas o delante de ellas. Encontrarás que el fular para bebé es una gran ayuda cuando este es muy pequeño. Lo puedes usar desde sus pocos días de nacido. Si eres mamá gallina y no quieres separarte un instante de tu bebé, lo amarás y tu bebé te lo agradecerá.

El fular suele ser una sola pieza de tela que envuelve al bebé y a la persona que lo carga. Al ser solo una tela esta se ajusta ergonómicamente al cuerpo del bebé. Existen dos tipos de fular para bebé de acuerdo a la tela con la que está compuesto. El fular de tejido natural y el fular elástico. Este último es recomendable para recién nacidos o bebés pequeños, pues su componente elástico permite ajustar a su forma. Lo mantiene en la posición ergonómica y bien pegadito al cuerpo de su portador.

El fular ergonómico es útil para diversas edades del bebé

Actualmente varios fabricantes combinan telas de algodón con cierto porcentaje de elastano para brindar esta característica. Si es verano, busca aquellos fulares que tienen mayor porcentaje de algodón. Un fular de tejido natural que no sea algodón se adapta mejor para niños más grandes. Pueden usarlo hasta 2 o 3 años porque no se estiran tanto.

La forma de ajustar un fular para bebé es en base a los nudos que le hagamos a la tela. Existen diversas formas de colocarlo y al inicio puede parecer complicado. Una vez que se aprende los primeros nudos puedes aprovechar al máximo las diversas formas de cargar al bebé. En internet podemos encontrar varios tutoriales. Nos enseñan cómo acomodar el fular con nuestro bebé. Sea en la espalda, al costado de la cadera o en la parte delantera.

A favor:

  • Se ajusta a diversas posiciones del bebé y resulta cómodo para la persona que lo carga.
  • Puede usarse desde un recién nacido hasta los 3 años de edad dependiendo del material de fabricación.
  • Al ser solo una tela es el más económico de confeccionar.

En contra:

  • Al inicio puede resultar difícil de usar.
  • Se debe aprender a atar el fular y eso conlleva varias horas de práctica. Aunque puede ser entretenido.

Mei Tai: Practicidad, Ligereza y Comodidad

Este portabebé tiene su origen en China. Las mujeres lo utilizaban para cargar a su bebé en las horas de trabajo en el campo. Es uno de los más fáciles de confeccionar. Pues solo se necesita una tela rectangular y cuatro tirantes para colocarlos en la cintura y en los hombros de la mamá. Es un diseño básico que brinda la característica de un portabebé ergonómico.

Son ideales para niños que ya se sientan solos. Y se puede colocar tanto al frente, a la espalda como al costado de la cadera. Como no hay tallas de Mei Tai, lo puede usar tanto mamá y papá anudándolo con el ajuste que más les acomode. Así que si no quieres complicarte al salir de paseo por el parque y la ciudad, es una buena opción. Al ser ligero se guarda fácilmente.

Hoy en día encontramos hermosos modelos con estampados de estilo oriental. También los hay con telas acolchadas para mejorar la comodidad del bebé.

A favor:

  • Su estructura hace que sea más sencillo de colocar que el fular.
  • Lo pueden usar varias personas, pues no tiene talla específica.
  • Es ligero y cómodo.

En contra:

  • No tiene la versatilidad en posiciones que tiene un fular.
  • Si lo va a usar un recién nacido, es necesario colocarle un soporte para la cabeza.

Portabebé Pouch o Sling

‘Pouch’ es bolsa en inglés. Se llama así por ser una tela tejida en forma de tubo. No tiene formas de ajustar pues viene en diferentes medidas de acuerdo a la persona que vaya a cargar al bebé. Es uno de los portabebé más sencillo de colocar. En él podemos colocar desde un recién nacido hasta un bebe 15 kilos. Esto depende del tipo de tela de nuestro sling.

Lo podemos colocar tanto al frente, a la cadera o a la espalda. No es necesario aprender a hacer nudos porque solamente se coloca en el hombro de manera rápida y sencilla. Lo bueno es que no ocupa espacio al momento de guardarlo.

Por la forma en que protege a nuestro bebé se le puede dar de amamantar sin que nadie lo note.

A favor:

  • Es uno de los más sencillos de colocar, ya que no necesita anudarse.
  • Ocupa poco espacio.
  • Se le puede dar de amamantar al bebé sin que nadie lo note.

En contra:

  • No es ajustable a varias medidas, y cada portador debería usar uno de acuerdo a su talla.
  • El peso recae sobre un hombro, y esto puede resultar agotador luego de cierto tiempo.

Portabebé Bandolera de Anillas

La bandolera es una pieza larga de tela que se une a través de un par de anillas cosidas en los extremos y unidas en forma de bucle. Tiene la ventaja de, al igual que el fular, poder colocar al bebé en diversas posiciones. Además, se puede ajustar a diferentes medidas de acuerdo al cargador de turno.

Al colocarse sobre un hombro, la forma de cargar al bebé es asimétrica. Cuando es un bebé recién nacido esto no debe ser un inconveniente. Cuando el bebé vaya subiendo de peso tal vez pueda resultar cansador en caso de periodos largos de uso.

El niño puede ir acostado cuando es más pequeño o sentado cuando es algo mayor. Las anillas nos ayudan a ajustar la bandolera y acomodarla de manera que resulte confortable para el bebé y para el cargador.

A favor:

  • Puede ser usado por cualquier persona porque se ajusta a varias tallas.
  • Se puede colocar hasta en seis posiciones diferentes.

En contra:

  • Aunque es fácil de colocar, la anilla puede resultar un poco complicada de ajustar y desajustar al inicio.
  • Por ser un portabebé asimétrico, en caso de niños más grandes puede resultar cansador luego de mucho tiempo.

Ahora que ya conocemos más de los tipos de portabebé. Sea un fular ergonómico, una mochila portabebés, un clásico mei tai o una bandolera. Está en tus manos elegir cuál es la opción más adecuada para nosotros y nuestro bebé.