Consejos para acostumbrar al bebé a usar el vaso entrenador

¿Sabes cuánta agua debe tomar un niño en crecimiento?

6528
vaso entrenador

¿Te ha pasado que cuando intentas darle algo de tomar a tu bebé en un vaso entrenador para bebé lo toma como juego y termina todo mojado? Es totalmente normal que los niños que se encuentran en la etapa de alimentación y usen un vaso de transición, no se tomen tan enserio el asunto. Es que en realidad, no están entendiendo tanto el proceso, recuerda que ellos si querían estar hidratados solo le pedían un poco de pecho a mamí y listo.

¿Sabías que la leche materna le proporciona al niño el 80% de agua que su cuerpo necesita?

Ahora con seis meses la cosa cambia, y lo se… -¡Este proceso puede ser difícil!-, porque sin saberlo estas preparando poco a poco a tu bebé a la independencia. Aunque muchas mamis dejan de amamantar después del primer año, otras lo alargan un poco más e intentan seguir un acuerdo con el bebé: -¡Hasta que él o ella lo necesite!-. Es importante que sepan, que a la hora de la alimentación complementaria, los bebés pueden seguir hidratándose con la lactancia materna.

Se hace hincapié en que se trata de un alimento «complementario», pues la leche materna sigue siendo parte importante de su dieta balanceada y las papillas solo seguirán acompañándola. E igual ocurre con los que recurren a la lactancia prolongada y hasta con aquellas mamis, que tuvieron que seguir otro tipo de alimentación con sus bebés como con la fórmula. A la hora de las primeras comidas, debe combinarse con la leche materna o con fórmula, si es el caso. Será el agua en sorbos la que se agregue en pequeñas cantidades a medida que crezca y el niño así lo quiera.

El tema de la toma de agua, se nombra, porque normalmente el uso de tomatodos y vasos entrenadores se empieza con la toma de agua. Así que los niños que no han estado cerca de un biberón desde su nacimiento, reciben su primer tomatodo a los 6 meses, con sus comidas. En cambio los que si han tenido una experiencia con el biberón, pueden pasar del vaso entrenador hasta los tomatodos. Pero pasando al tema del agarre, también es importante mencionar que como parte del desarrollo del bebé, lo veras tomando el biberón por sí mismo en poco tiempo.

Vaso entrenador y las primeras comidas

El vaso entrenador puede llegar a los seis meses, tener muchos tipos de boquilla y agarre. Pero también serán una buena distracción en las comidas del bebé. Normalmente, se acostumbra a colocar al bebés, derechito en su silla para comer, junto a su plato y su vaso entrenador o tomatodo. Pero si tu bebé esta comenzando con las primeras papillas para el bebé, mientras menos distracciones mejor. Así que puedes dejar el agua para el final de la comida o su toma de leche materna.

tomatodos y las primeras papillas
Los vasos entrenadores con las primeras comidas

El vaso entrenador con agua será entonces la compañía de los nuevos alimentos. Como dato adicional, según recomendaciones de pediatras, los nuevos alimentos no tienen porque ser solo papillas. En ocasiones los niños se interesan en alimentos sólidos. Incluso, algunos pediatras exponen que cuando el niño empieza a interesarse por los alimentos de los padres, ya están preparados para probarlos (6 meses).

Claro, debe agregarse que los alimentos sólidos que intentes darle a tu bebé deben cumplir ciertas características: Ser blandos, para que se puedan deshacer fácilmente en su boca; tener tamaños razonables para que puedan entrar fácilmente en la pequeña boca de un niño. Y la prueba que deben pasar estos alimentos, según el pediatra español, Jesús Garrido: Es que puedan deshacerse en tus dedos. «Si los logran triturar con tus dedos, la encía de tu bebé lo hará igual».

Consejos para usar el vaso entrenador por primera vez:

  1. No permitas que agarre el vaso entrenador como un juguete.
  2. Pero no te vuelvas autoritario y deja que el tome por si mismo su vaso.
  3. No es aconsejable que tome agua entre las comidas. Mejor espera a terminar para que pueda tomar lo necesario.
  4. Aunque al principio solo tome poco, no se lo retires, es importante que tome aunque sea sorbos.
  5. No le agregues azúcar o infusiones a su agua. No es aconsejable según especialistas.
  6. También puedes mantenerlo hidratado con tu leche materna. Es decir, después de los alimentos sólidos, los puedes amamantar sin problemas.
  7. Procura mantener la higiene adecuada en sus boquillas, pues si dejas alimentos o restos de leche en ellas, se llenaran de bacterias.
  8. Si tu bebé ya tiene todos sus dientes, los tomatodos con boquillas más rígidas son los más recomendados.

La otra parte de la historia se divide en: los niños que nunca aceptaron un biberón y aquellos que si lo tomaron sin problemas. En la mayoría de los hospitales de Latinoamerica y por orden de la Unicef, los biberones y chupones no son recomendados para los recién nacidos ( solo algunos casos), porque estos impiden que el niño se adecue correctamente a la lactancia materna.

Entonces es casi que imposible que a un bebé se le de un biberón a penas al nacer. En el caso de los niños prematuros o con alguna condición, en ocasiones se tiene que recurrir a la alimentación con biberón.

Niños que nunca usaron biberón:

La mejor opción es la más natural, pero no la que siempre se logra. Si eres una de esa mami que realizó lactancia exclusiva rigurosamente, quizás tu bebé nunca se familiarizó con el biberón. Y cuando quisiste que lo tomara no agarro nunca la tetina. Pero es muy normal, lo que ocurrió según expertos en la materia: Es que tu bebé ya tenia la lactancia materna bien establecida.

Es muy normal, que lo adquieras cuando comiences con su alimentación complementaria. Y esta clasificación de tomatodos puede ser de mucha ayuda en esos casos. El vaso entrenador para bebé puede ser de boquilla abierta y hasta con sorbete. Según otras experiencias la toma de pequeños sorbos de agua con vaso, también es una técnica que funciona.

Niños que ya han usado biberón:

En cambio si tu bebé ya esta acostumbrado a las tetinas y chupones. Los biberones de transición no serán un problema para él. Incluso, aunque el sabor del agua pueda disgustarle un poco (en algunos casos) tomará pequeños sorbos sin problemas. Con ellos puedes utilizar tetinas con vasos de transición y luego vasos entrenadores con boquillas más firmes.

Algunos padres, han indicado que pasan de golpe con los vasos para bebés con boquilla suave y que sin problemas se adaptan a ellos. Pero igual, recuerda que todos los niños desarrollan sus habilidades de diferentes formas y a su tiempo. Tu solo debes probar y tener mucha paciencia en su transición.