Limpieza adecuada de los biberones de vidrio Avent

4743

La marca Philips es ampliamente conocida por sus excelentes botellas de plástico, que son ergonómicas, cómodas y de fácil lavado. Sin embargo, muchas  madres prefieren comprar frascos de cristal, aunque muy poco se hable de ellos en las redes. Es por eso que hoy vamos a enfocarnos en los biberones de vidrio Avent y sus beneficios.

Los biberones de vidrio Avent están hechos de Pymex: un cristal resistente a los cambios de temperatura, esterilizaciones y arañazos. Se consiguen fácilmente en el mercado y son muy recomendados por pediatras en los primeros meses de tu bebé, especialmente si es prematuro. ¿La razón? El cristal no tiene BPA (una sustancia derivada del plástico que es dañina para la salud).

Esta es la mayor preocupación de las madres al momento de escoger la botella para su pequeño (a), porque los recién nacidos son más frágiles y propensos a intoxicaciones en su primer año de vida. Afortunadamente, los biberones de plástico fabricados por Philips están libres de ese riesgo, pero como dicen por ahí: “es mejor irse por lo seguro”.

¿Cómo debo limpiar los biberones de vidrio Avent?

No es un secreto que la higiene de los biberones de vidrio es fundamental para evitar que el bebé sufra infecciones estomacales o respiratorias. Así que antes de empezar, lava tus manos con abundante agua y jabón, para eliminar tus gérmenes.

Primero que nada vas a desarmar el biberón y limpiarás cada pieza con un cepillo suave. Utiliza agua tibia y jabón para remover los residuos de leche (u otro líquido) adheridos al cristal. Asimismo, la tapa debe ser tratada con cuidado para eliminar todo rastro de alimento.

Pon especial atención al momento de fregar la rosca, los bordes del biberón y  la tetina. Estas piezas son las que se ensucian con mayor facilidad y donde proliferan la mayoría de los microorganismos que amenazan al bebé. Así que ten cuidado y no dejes residuos.

Tips para lavar los botellas de vidrio Avent
Los biberones de vidrio Avent son muy fáciles de limpiar

Recuerda utilizar un cepillo especial para biberones, son más versátiles y útiles al momento del lavado que cualquier otro instrumento, como una esponja por ejemplo. Su longitud permite alcanzar hasta el último recoveco de la botella.

Finalmente, coloca las piezas boca abajo en un lugar seco y limpio para que escurra de forma natural. Evita utilizar pañuelos para secar el biberón, no queremos arriesgarnos a cualquier posible infección.

Si usarás lavavajillas, solo acomoda las piezas en la primera rejilla y aplica una pastilla de jabón o detergente no muy agresivo. Este procedimiento debes realizarlo cada vez que utilices los biberones de vidrio Avent; está terminante prohibido volver a llenar la botella sin limpiarla antes.

¿Cómo debo esterilizar los biberones de vidrio Avent?

Esterilización de biberones de vidrio avent
Esterilizar los biberones es importante durante los primeros meses

La esterilización de los biberones de vidrio Avent es muy necesaria. Sin embargo hay toda una polémica detrás de la frecuencia recomendada. Hace varias décadas, los pediatras indicaban que se debían esterilizar las botellas después de cada uso. No obstante, actualmente son más flexibles.

Muchos profesionales médicos advierten que solo debe hacerse de ese modo durante los primeros tres meses. Otros aseguran que con solo la primera vez, es suficiente. Incluso hay quienes no temen descartar la esterilización, siempre y cuando el lavado se realice con agua caliente y sean eliminados todos los residuos de la botella, rosca y tetina.

En Baby Plaza Blog te recomendamos consultar a tu médico de confianza para que escojas la opción que te deje más tranquila. Sin embargo, siempre puedes aplicar la esterilización unas cuantas veces por semana durante los primeros meses y luego aligerar la frecuencia. Un punto medio perfecto.

Existen tres formas de esterilizar los biberones de vidrio Avent:

Esterilización de biberones de vidrio Avent con el esterilizador Philips:

Esterilizadores a vapor de Avent para botellas de vidrio
La esterilización a vapor es sumamente efectiva

Este equipo fue lanzado por la marca para garantizar la desinfección completa de sus botellas. Te recomendamos con los ojos cerrados comprar este producto, porque que facilitará tu trabajo  y te dejará sin preocupaciones.

Si ya lo tienes, ¡buenazo! Coloca máximo cinco biberones de vidrio Avent en la máquina. Intenta que las piezas estén separadas unas de otras para que no se dañen. Activa el equipo y listo.

Esterilización de biberones de vidrio Avent en caliente:

Esterilización con agua caliente de teteros avent
La esterilización con agua caliente en la más común

Si todavía no tienes la estirilizadora Avent, no te preocupes. Hay otro método un poco más trabajoso pero efectivo. Necesitas una olla grande, pinzas, agua y tener tu hornilla lista.

En primer lugar, vas a meter en la olla las botellas de vidrio Avent y las tetinas. Llénala de agua hasta cubrir todas las piezas y pon a hervir. Una vez que el agua entre en ebullición, espera 15 minutos antes de apagar la estufa. Aprovecha de meter la punta de las pinzas para que también se esterilicen.

Finalmente tomas la pinza y sacas las piezas para ponerlas a secar. Verifica que las tetinas sigan en buen estado, pues este procedimiento las deteriora con el tiempo. Arma los biberones y mételos en el refrigerador, para que no le entren bacterias.

Esterilización de biberones de vidrio Avent en frío:

Esterilización de biberones  en frío
Los desinfectantes son especiales, no se puede usar cualquiera

Existen muchos químicos confiables para esterilizar los biberones de vidrio Avent. Entonces elije el que prefieras y mézclalo con agua en una cubeta. De hecho, revisa en las instrucciones que cantidad de solución se requiere para qué cantidad de agua.

Posteriormente desarmas las botellas y las dejas remojando por al menos media hora antes de usar. No hay problema si dejas el resto de los biberones en la cubeta, porque pueden permanecer así hasta por 24 horas. Si optas por esta última opción, siempre recuerda renovar la mezcla cada día.

Este sistema facilita muchísimo la purificación los biberones de vidrio Avent, porque puedes dejarlos reposar todo el tiempo y solo sacarlos al momento de usar.

¿Cuáles son los riesgos si no limpio bien los biberones de vidrio Avent?

Como entenderás, los bebés en sus primeros meses de vida son muy frágiles y propensos a contraer enfermedades. Es por ello que acumular residuos, puede convertir al biberón de vidrio Avent en un cultivo de gérmenes que tarde o temprano infectarán al bebé.

Sin embargo, la perspectiva de pediatras y puericultores ha cambiado mucho con el pasar de los años. El doctor Ernesto Saéz Pérez, especialista español en neonatología, advierte que hace mucho tiempo las condiciones sanitarias eran peligrosas. El agua no estaba potabilizada, familias no tenían modo de refrigerar y muchos hogares carecían de higiene. Pero actualmente, las condiciones han mejorado.

Por su parte, el pediatra escritor de “El médico de mi Hijo”, Jesús Martínez, descarta la esterilización por una sencilla razón: fortalecer el sistema inmunitario de los niños. Él advierte que obsesionarse con la limpieza puede ser más perjudicial para el bebé, porque lo debilita. No deja que su cuerpo se prepare para combatir agentes externos.

¿Entonces, esterilizamos o no?

Si, por lo menos durante los primeros tres meses. La frecuencia, el método y la asiduidad dependerá de lo que tú consideres apropiado y te haga sentir más cómoda. Solo recuerda que no debes sobreproteger a tu bebé, pero tampoco exponerlo. Por lo general con un buen lavado, desde el cuarto mes es suficiente.

¿Son mejores los biberones de vidrio Avent o los de plástico?

Botellas de vidrio avent o teteros de plásticos
La decisión depende de ti

Ambos tienen sus ventajas y desventajas. Las botellas de plástico son más resistentes, ligeras y económicas, lo que ayudó a que se popularizarán desde los años 70. Sin embargo, muchos están hechos con Bisfenol A para dar una consistencia dura e irrompible. Es a esto lo que llamamos BPA y es tóxico.

En Europa fue prohibida esta sustancia porque afecta el sistema endocrino del ser humano. No obstante, en Perú muchas botellas tienen BPA. Afortunadamente, los biberones Avent de plástico no tienen esta sustancia, por lo que son muy recomendables si prefieres la seguridad de un material más duradero y ligero.

Al otro lado del cuadrilátero, están las botellas de vidrio Avent. Y nada más por ser de cristal, puedes olvidarte del BPA. Son sencillos de limpiar y de esterilizar, porque son resistentes a las altas temperaturas. Su mayor desventaja: se rompen y son más costosos. Sin embargo, son mucho más higiénicos.

Conclusiones

  • Limpia los biberones de vidrio Avent con mucha agua y jabón ligero. Utiliza el cepillo especial para botellas y recuerda dejar que seque naturalmente.
  • Philips recomienda utilizar el esterilizador Avent para acabar con las bacterias. Pero también puedes utilizar agua hervida o productos químicos especiales para la desinfección de biberones.
  • No es necesario obsesionarse con la esterilización. Hazlo durante los primeros tres meses, unas cuantas veces a la semana. Y luego relaja la frecuencia.
  • Los biberones de vidrio Avent son sumamente recomendados. Son más fáciles de limpiar e higiénicos que los de plástico comunes.
  • Las botellas de plástico Avent también son una buena elección, porque esta marca no contiene BPA.
  • Si tienes dudas o algún aporte que hacernos, comenta abajo. Soy toda ojos. ¡Saludos!

También te puede interesar: