Lactancia en bebés con labio leporino

4087

Hay muchos mitos que hablan que un bebé con labio leporino no puede ser amamantado, sin embargo esto es un hecho totalmente falso y por el contrario, la lactancia materna para un recién nacido con estas características es lo más recomendable.

La noticia de que un bebé sufra de labio leporino puede ser devastadora para los padres, además de llenarlos de dudas sobre muchos aspectos, siendo la lactancia la más importante. Pero, ¿qué es padecer de labio leporino? Es cuando un bebé sufre de una malformación congénita que se manifiesta con una hendidura abierta en su labio superior y se presenta en 1 de cada 750 recién nacidos.

Cuando el bebé presenta esta anomalía, la alimentación se vuelve más dificultosa, pero no imposible. El pezón de la madre deberá situarse en la parte de la boquita del bebé donde no haya fisura. Es preciso decir que lo más importante es que el bebé pueda tener un óptimo agarre y así la lactancia sea posible.

Sin embargo, hay casos en donde los bebés, a pesar de todo esfuerzo, no podrán succionar la leche directamente desde el seno de su madre, sin embargo esto no es motivo de resignación, pues existen otro métodos que lograrán que bebé pueda lograr la lactancia materna.

Cuando la lactancia directa se hace imposible, los biberones y chupetes especializados entran en función. Existen chupetes o tetinas que han sido elaborados con el propósito de lograr la lactancia materna indirecta, es decir otorgar al bebé leche materna desde un biberón.

La marca NUK ha elaborado la Tetina de Látex para Labio Leporino ideal para los bebés con estás características, pues ha sido diseñado teniendo en cuenta los requerimientos anatómicos del bebé. Además, su uso también es recomendado para bebés que están en tratamiento por una previa operación.

Como ven, no debe haber limitaciones a la hora de la alimentación de un bebé con labio leporino, pues a demás de ser innecesario, existe muchos métodos que ayudan a que la lactancia materna se dé, quizá no desde el seno de la madre, pero sí desde un biberón con chupete especial.