¿Cómo curar el ombligo de un recién nacido?

132888

Las maneras de como curar el ombligo de un recién nacido son muchas. El cordón umbilical representa el contacto que tiene un niño con su madre en el vientre, es de donde se alimenta y nutre. Al momento de nacer se pierde ese contacto. Es por ello que se deben tener ciertos cuidados del el ombligo del recién nacido. Maneras precisas de limpiar el ombligo del bebé, esa delicada parte de su cuerpo ubicada en el abdomen de los pequeños.

ombligo2
Los cuidados que debes dar a tú bebé para que tenga una optima cicatrización de su ombligo.

En primera instancia debe realizarse un corte quirúrgico que es ejecutado por los médicos en el hospital. Posterior a eso la parte del ombligo que queda sujeta al abdomen del pequeño iniciara un proceso de autodestrucción que no debería ser infecciosa. Ya que esto es un mecanismo de defensa que ejerce el mismo cuerpo. Sin embargo son necesarios los cuidados de los padres. Puesto que evitarán una infección que pueda contraer el pequeño por el ambiente donde se desenvuelve. Este proceso de caída del cordón umbilical se produce 2 horas posteriores al parto. Ya que posterior al corte el cordón sufre un proceso de desihidratación y putrefacción. ¿Cómo hacer dormir a un bebé? En un respiro…

¿El cómo curar el ombligo de un recién nacido?

Los cuidados del ombligo del recién nacido son una parte fundamental para que se pueda dar un optimo proceso de cicatrización. El como limpiar el ombligo del recién nacido debe ser un proceso que debe ejecutarse por lo menos unas tres veces al día. O bien si las defecaciones del niño han entrado en contacto con el deben hacerse en más oportunidades.

Antes se recomendaba a bañar el bebé por partes. Sin embargo los médicos en la actualidad recomiendan asear de forma completa al bebé y secar muy bien esa área y así evitar la proliferación de bacterias. El aspecto más importante de los cuidados del ombligo del recién nacido, es mantener el área seca y desinsectada es la manera más segura de cómo curar el ombligo de un recién nacido.

¿Qué debo usar para la cura del ombligo del bebé?

cuidados del ombligo del recién nacido

Cada vez que tengas que cambiar a tu bebé. Debes realizar una cura al ombligo del bebé. Es por ello que debes tener a la mano los siguientes implementos.

  • Caja de gasas estériles.
  • Vendas o fajas elásticas de malla (red).
  • Antiséptico ya sea alcohol de 70% o clorhexidina.

Pasos de cómo limpiar el ombligo del recién nacido

  1. Debes lavar tus manos con agua y jabón. Si colocaron en el hospital gasa debes removerla. Si se encuentra adherida al abdomen, no jales de ella. Antes humedecerla con un poco de solución antiséptica para desprenderla con facilidad.
  2. Moja una gasa estéril con antiséptico y limpia con suaves toques la la piel de los bordes. Como antisépticos puedes usar alcohol 70% o clorhexidina, un antiséptico transparente. Se recomiendan no usar para limpiar el ombligo del recién nacido yodo, ya que por tener color no facilita la valoración de la herida. Además, la povidina yodada o el yodo no están recomendadas porque el bebé puede absorberlo a través y posterior desarrollar un problema de tiroides.
  3. Debes secar muy bien la zona y comprobar que está bien seca con otra gasa. La humedad excesiva puede provocar infecciones y retardar el proceso de cicatrización.
  4. Llena otra gasa con alcohol en alcohol y envuelve el cordón. Cuando le pongas el su pañal sujeta con éste el apósito, pero sin que le oprima el abdomen. Preferiblemente deja la pinza para sujetar el ombligo con el fuera del pañal para que lleve un poco de aire y se acelere el proceso de cicatrización.
  5. Debes realizar estas curas unas dos o tres veces al día. Puedes aprovechar cuando le cambias su pañal. Ya que las heces u orina pueden ensuciarla y provocar infecciones. Síndrome de muerte súbita en bebés: ¿De qué trata?
como limpiarle el ombligo a un recien nacido
Ombligo recién nacido

¿Cuándo debo llevar al bebé recién nacido al médico por su ombligo?

La cura del ombligo es algo bastante sencillo. Sin embargo si no existen los cuidados adecuados. Puede traer problemas y provocar serías infecciones en esa área. Si se observa alguno d de los síntomas descritos a continuación se debe acudir de manera oportuna al médico.

  • Presencia de sangre. Los pequeños sangrados , como unas gotas son normales y pueden aparecer al desprenderse el ombligo. Cuando el sangrado es abundante puede deberse a un traumatismo mayor.
  • Cuando el ombligo del bebé huele mal. Si se observa enrojecida el área del ombligo y además el bebé presenta fiebre. Puede ser una infección.
  • Cuando pasan tres semanas y nos e ha caído el cordón. El médico de su bebé es quien debe evaluar si se debe a una infección, maceración debido a la humedad u otra alteración del sistema inmunológico del bebé.
  • Cuando se observa un protuberancia blanquecina en el ombligo del bebé. El pediatra es quien debe tomar la decisión de si es para operar o bien que se quitara con el tiempo.
  • Cuando se observe una protuberancia roja en el ombligo del bebé. El médico debe evaluar si se trata de un grano y además dar el tratamiento para el mismo.

Lo que no debes hacer

  • El uso de ombligueras. Son unas vendas que se solían usar con el fin de sujetar un pañuelo que cubría el ombligo hasta que este se secará. Sin embargo nuevos estudios han determinado que este procedimiento no es muy conveniente. Ya que pueden producir lesiones en  la piel. Además las vendas oprimen el abdomen y puede  ser incomodos.
  • Usar fajas. No facilitan la curación de las hernias de ombligo y pueden ser incómodas, incluso se ha evidenciado que pueden causar vómitos y molestar.
  • Utilizar algodón. Es mejor secarlo  con gasas estériles y dejar el ombligo al aire libre. El taparlo aumenta la humedad y el riesgo de infecciones.
  • Arrancar el cordón umbilical. Este método puede producir hemorragias.
  • Dejar la gasa mojada en alcohol sobre el ombligo. Ya que puede producir irritación.
  • Usar mercurocromo y mercurobromo que son antisépticos de color rojo intenso, de uso frecuente en hogares para desinfectar heridas, porque pueden provocar eccemas, además que pueden resultar muy fuertes para tú bebé.
  • Usar productos a base de yodo. Son antisépticos pero no están recomendados para los recién nacidos o lactantes, porque se absorben a través de la piel y pueden producir tiroides.
como curarle el ombligo a un bebe
El uso de yodo puede aumentar el riesgo de tiroides en los bebes.

El mejor consejo para la cura del ombligo de tú bebé es seguir las recomendaciones antes dada. Es un proceso sencillo que no debe preocupar a los padres, siempre y cuando se sigan lo antes mencionado, puesto son las consideraciones que han fijado los especialistas de acuerdo as u experiencia médica.