¿Qué es la mastitis? Síntomas y cómo curarla

11442

“Mastitis” es un término que asusta a muchas madres, por simple desconocimiento del tema. Y créeme, internet es el peor lugar donde puedes buscar consejo: comienzas googleando mastitis y cuatro minutos más tarde empiezas a considerar el cáncer de mama. Así que intentaré anotar un punto a favor de la paz mental, poniéndote en términos simples qué es la mastitis, cuáles son los síntomas, qué tratamiento debes seguir y qué implicaciones tiene esta enfermedad en el proceso de lactancia materna.

De modo que si estás preocupada porque sientes dolor en tu pecho, notas alguna protuberancia repentina o tu temperatura está muy alta: puedes consultar esta guía básica y luego agendar una cita urgente con tu ginecoobstetra. 

¿Qué es mastitis?

La mastitis es una obstrucción de los conductos mamarios que provoca inflamación, sensibilidad y dureza en los pezones. Por lo general, la infección se desarrolla durante el sexto y décimo segundo (12) mes de lactancia materna. Después de pasar por esa etapa, también puedes padecerlo.

Ahora vamos un poquito a lo técnico, por si quieres saber qué es la mastitis desde el punto de vista médico. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad se desarrolla por la acumulación de leche en los canales del pecho femenino o por el ingreso de una bacteria.

qué es mastitis

¿Qué es mastitis: tengo una infección?

Puede que sí y puede que no. La mastitis no siempre es infecciosa. Por eso es importante acudir con un médico que pueda definir la causa de la inflamación. Sin embargo, para apagar las alarmas, vamos a ver en detalle cuales son los tres posibles casos que puede sufrir una madre.

Mastitis localizada

Cuando la leche se acumula en un conducto y forma un bultito en el pecho, se le conoce como “mastitis localizada” y el tratamiento es sencillo. Normalmente, se produce por apretar de modo incorrecto el pezón durante el amamantamiento o por usar sujetadores muy ajustados.

Mastitis generalizada

En cambio, si la inflamación es en todo el seno, tienes un caso de “mastitis generalizada”. Esto significa que todos los canales del pecho están obstruidos con leche y por tanto tienes sensibilidad en todo el área.

Mastitis infecciosa

Ahora, la mastitis infecciosa tiene que ver con hongos, virus o bacterias que ingresan a los conductos mamarios por rasgaduras o grietas en el pecho. En consecuencia, la madre padece fiebre alta, malestar general, hinchazón del seno y mucho dolor.

qué es mastitis - síntomas mastitis

Síntomas de mastitis: ¿Qué se siente?

Los síntomas de mastitis son fáciles de detectar. En el caso de la afección localizada, sentirás una bolita dolorosa en el seno, que se volverá roja y caliente al tacto.  Además de eso, habrá episodios de fiebre por encima de los 39°C y debilidad.

Pero atención, si sientes el bulto, pero las demás características no están presentes, entonces no es mastitis. En todo caso se trataría de una condición breve y de fácil tratamiento.

La mastitis generalizada también presenta fiebre alta (mayor a 39°C), inflamación, dolor, ardor y rigidez del pezón. No obstante, la hinchazón y el enrojecimiento se notará en gran parte del seno y no solo en una zona.

Así que ahora puedes hacer un diagnóstico acertado sólo reconociendo y analizando estos síntomas de mastitis. Pero, si la enfermedad es causada por una infección o no, dependerá de los análisis médicos. Evita automedicarte o el bebé podría resultar afectado, a través de la lactancia materna.

Otra cosa importante: debes cumplir con un tratamiento médico completo, no solo hasta que desaparezcan los síntomas de mastitis. De lo contrario, la cosa puede terminar en absceso.

¿Por qué tengo mastitis?

mastitis tratamiento - qué es mastitis - lactancia materna

De acuerdo a estudios de pediatría y puericultura, los síntomas de mastitis aparecen por las siguientes causas:

Mala posición para amamantar

En general, una mala técnica de lactancia materna es causa de obstrucción en los conductos mamarios. Y no es de sorprenderse, pues mantener siempre una misma posición no contribuye con el vaciado completo del pecho. Así que te voy a dejar por aquí un enlace sobre las mejores formas de amamantar a tu bebé, para que comiences a corregir estas pequeñas pero perjudiciales fallas.

Pezones agrietados

Más arriba, cuando explicaba “qué es mastitis”, comentaba que pueden existir casos de infección, por rasgadura del pezón. Ocurre que nuestra piel tiene muchísimas bacterias, igual que la boca del bebé. Entonces, cuando nuestros pezones están agrietados, se crea un camino perfecto para que estas bacterias, virus u hongos ingresen y provoquen la infección. En nuestro blog encontrarás una excelente guía sobre las cremas y tratamientos que puedes usar para curar los pezones agrietados.

Sujetadores ajustados

Por ley te ha pasado que cuando empiezas a comprar las cosas del bebé, olvidas por completo buscar sujetadores aptos para la etapa de lactancia materna. Pues aunque no lo creas, usar sujetadores apretados en una de las causas más comunes de la mastitis. Este tipo de prendas impide el flujo regular de la leche y origina la obstrucción. Así que mucho cuidado.

Cansancio y estrés

¿Qué? ¿Te sorprende? A mi la verdad no. El cansancio y estrés son la causa de muchísimas enfermedades, porque bajan las defensas. ¿No sabías que las personas felices y que se toman todo con calma, viven muchos más años? 

Es normal que la maternidad traiga consigo cuotas grandes de agotamiento. Pero tienes que procurar no perder el control y tener el ánimo arriba. No dejes que tus defensas decaigan. Para ello puedes pedir ayuda a tu pareja o familia.

Tener antecedentes de mastitis

Si no es la primera vez que padeces la enfermedad, entonces es completamente natural que te ocurra nuevamente. De hecho, los síntomas de mastitis infecciosa aparecen más rápido en personas con antecedentes de la enfermedad. Especialmente si la primera vez, no seguiste el tratamiento hasta el final.

Tabaquismo

La doctora Pilar Manchón, Directora de la Unidad de Diagnóstico Integral de Patología Mamaria en España, comenta que el tabaco afecta las células del conducto mamario y desencadena los síntomas de mastitis infecciosa. De hecho, es una de las principales causas del cáncer de mama. 

Si eres fumadora, deberías replantearte seriamente el futuro que esperas. Debes tomar una decisión en este momento, por ti y tu familia.

¿Puedo seguir con la lactancia materna si tengo mastitis?

Totalmente, si. Aunque sea incómodo y doloroso, continuar con la lactancia materna te ayudará a drenar la leche acumulada y vaciar la mama. De hecho, cuando detectes la mastitis, este es el primer paso del tratamiento.

Tu bebé no será afectado, por las propiedades antibacterianas de la leche materna. Así que no te angusties y continúa con su alimentación.

Tengo mastitis: ¿Qué hago?

mastitis tratamiento - lactancia materna
Qué es mastitis

Primero lo primero, consulta a tu médico. 

Como mencionaba antes, tratar los síntomas de mastitis con automedicación, es la peor solución de todas. Si por alguna razón no puedes ir a urgencias en este preciso momento, conseguirás alivio manteniendo la lactancia materna. Asegurate que el bebé vacíe por completo el seno, prueba con varias posiciones, como las que recomendamos en la guía.

Como parte del tratamiento para la mastitis, debes mantener absoluto descanso y puedes tomar un antipirético para controlar la fiebre. Una vez en consulta, el doctor evaluará la causa de la mastitis y te recetará antiinflamatorios y antibióticos que no afecten al bebé.

Si lo que tienes es mastitis localizada (como expliqué en “qué es la mastitis”), prueba hacer masajes en la zona del bulto. Eso, además de la lactancia materna, te aliviará en poco tiempo.

¿Cómo evito la mastitis?

El primer consejo creo que está bastante claro: Si sabes qué es la mastitis, debes procurar todas las posiciones necesarias para que tu pecho quede vacío. De hecho, debes empezar a amamantar una hora después del parto.

Para lograr esto, debes:

  • Asegurarte de que tu bebé bebió todo lo que tenía para dar el primer pecho, antes de pasarlo al segundo.
  • Cambiar la posición frecuentemente
  • Utilizar el sacaleches
  • Antes del destete, consultar a una especialista para que te oriente sobre cómo evitar los síntomas de mastitis.

Lo siguiente es abandonar, desechar, olvidar y evitar a toda costa el tabaco. 

Y por último, trata bien tus pezones, atiende las grietas y usa pezoneras. Cuida tu salud.

Espero haber aclarado todas tus dudas y calmar tu ansiedad. No todo tumulto doloroso en tu pecho es cáncer de mama. Así que lee bien esta guía sobre qué es la mastitis, sigue el tratamiento y por encima de todo, mantén un buen ánimo. Ahí está la clave de todo.

¡Suerte! 


También te puede interesar: