Diabetes gestacional: cómo cuidarse si sufres diabetes en el embarazo

3296

Hace 98 años, antes del descubrimiento de la insulina, los médicos aconsejaban a las mujeres con diabetes no tener hijos porque había grandes riesgos. Pero la ciencia ahuyentó el miedo. Ahora padecer diabetes en el embarazo no es sinónimo de desesperanza, sino una advertencia para seguir ciertos cuidados. Así que despreocúpate, que en menos de 10 minutos aprenderás cómo se controla la diabetes gestacional, cuáles son los síntomas de diabetes gestacional y que dieta para embarazadas debes seguir para tener un parto sin problemas.

También puedes leer: Primeros dientes del bebé: Higiene y cuidados

Diabetes gestacional: ¿Qué es y cuándo se produce?

En Perú, 7 de cada 100 mujeres padece diabetes en el embarazo. ¿La razón? Comemos muchos carbohidratos. Según la Universidad de Cambridge, somos el tercer país en América con altos índices de sobrepeso.

Pero, ¿qué significa eso? La diabetes gestacional, por lo general, se desarrolla durante el embarazo, debido a un incremento en la producción de estrógeno y progesterona. Estas hormonas impiden que la insulina traslade el azúcar de la sangre a las células del cuerpo y en consecuencia se elevan los niveles de glucosa. El desorden se mantiene hasta el día del parto, luego el sistema femenino se normaliza y la enfermedad desaparece.

Eso la diferencia de la diabetes 1 y 2, que son diagnosticadas antes o después de la concepción.  Sin embargo, una mujer diagnosticada con la enfermedad a edad temprana, evidentemente deberá seguir los mismos cuidados para el desarrollo natural del bebé.

Diabetes en el embarazo: Síntomas de diabetes gestacional

Diabetes gestacional - síntomas del embarazo gestacional - diabetes en el embarazo
El diagnóstico temprano permitirá definir que alimentos para embarazadas conviene elegir

En realidad, de acuerdo con el Instituto Médico de la Mujer en Perú, los principales síntomas de diabetes gestacional son:

  • Visión borrosa
  • Aumento acelerado de peso
  • Tener la necesidad de beber mucha agua
  • Sentir más cansancio del normal
  • Padecer infección de la vejiga, vagina o piel
  • Nauseas, vómitos y ganas de orinar frecuentes. Aunque éstas últimas pueden confundirse con los malestares habituales del embarazo.

En efecto, los síntomas de diabetes gestacional no son diagnosticables a simple vista. Por lo general la enfermedad se desarrolla a mitad del embarazo y sale reflejada en los exámenes médicos.

Factores de riesgo: ¿Qué me puede provocar diabetes en el embarazo?

  • Antecedentes familiares: Si tus padres o abuelos sufren o sufrieron de diabetes tipo 1 o 2, es probable que tú también lo desarrolles, sea antes o durante el embarazo.
  • Asimismo, haber padecido preeclampsia, síndrome de ovarios poliquístico o hipertensión: Estas tres patologías están relacionadas con la obesidad, un elevado índice de masa muscular y resistencia a la insulina.
  • En relación a lo anterior, el consumo constante de carbohidratos es una amenaza para tu salud como madre e incrementa las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes gestacional.
  • Tener entre 25 y 30 años
  • Registrar un índice de masa corporal mayor a 25 – 30. En cristiano: tener sobrepeso.
  • Si ya tuviste un aborto inducido o espontaneo

¿Qué le puede pasar a mi bebé si tengo diabetes gestacional?

Malformación

Primero que nada, la diabetes gestacional o diabetes en el embarazo, aparece normalmente entre el tercer y cuarto mes. Pero desde el principio, nuestro cuerpo comienza a experimentar irregularidades con la  glucosa. Justo en esos meses, comienza a formarse nuestro bebé.

Posteriormente el desorden hormonal dispara los niveles de azúcar y desata la amenaza, poniendo en riesgo la formación del cerebro, columna vertebral y corazón del bebé.

El bebé nace con gran tamaño

Si no se controla la diabetes gestacional, el exceso de azúcar en nuestra sangre alimenta más de lo normal al bebé en formación. De hecho, esta es una de las señales para el obstetra: el crecimiento anormal es un síntoma inequívoco de esta enfermedad.

El problema con esto, es que el parto se vuelve de alto riesgo. Lo más probable es que deban hacerte una cesárea y que el pequeño nazca con algún daño en los nervios por la presión de los hombros.

Preeclampsia

Asimismo, otro de los grandes riesgos de la diabetes en el embarazo es la preeclampsia. Sino la conoces con ese nombre, es presión arterial alta y significa que hay riesgo de convulsiones o ACV. La consecuencia más común es el nacimiento prematuro.

Nacimiento prematuro

También puede ocurrir el nacimiento prematuro del bebé sin diagnóstico de preecampsia. Como consecuencia, se producen una serie de complicaciones: problemas para respirar, corazón débil, fallas de visión y dificultades intestinales.

Hipoglucemia

Si ya padeces diabetes y eres insulinodependiente, puedes sufrir episodios de hipoglucemia. Dicho de otro modo, los niveles de azúcar en tu sangre podrían bajar y eso es grave. Pero como todo en esta lista, la hipoglucemia puede evitarse cumpliendo con la dieta para embarazadas que te indique el doctor.

Aborto espontaneo

Finalmente, el aborto espontaneo o el mortinato son dos posibilidades dolorosas, pero reales. La diferencia entre ambos términos radica en el tiempo de gestación en que ocurre la muerte. Si es después de la semana número 20, es un caso de mortinato.

¿Cómo se controla la diabetes gestacional?

Dieta para embarazadas - alimento para embarazadas
Consumir alimentos para embarazadas sin grasas y con proteína animal es fundamental

Los riesgos de la diabetes gestacional son difíciles de asumir en la primera leída. Pero entrar en pánico es el peor camino que puedes tomar. Como mencioné al inicio de este post, la ciencia nos dio armas y tenemos que aprender a usarlas. Todos, absolutamente todos los posibles finales negativos dejan de ser una amenaza si controlas tu embarazo y cumples las indicaciones del médico.

Voy a suponer que estás entrando en el tema y tienes miedo de lo que puedan decirte en la consulta. Así que voy a indicarte paso a paso las medidas que deberás tomar para tener un embarazo igual y hasta mejor que el de cualquier mujer. Pero, debes prometerme que al terminar de leer este artículo, iras derechito con el obstetra. ¿De acuerdo?

Bien, porque el primer paso para un embarazo sin problemas es planificarlo.

Planifica tu embarazo:

Si eres diabética y quieres tener hijos, acude al doctor. Hazte los exámenes de rutina y cumple con las indicaciones médicas. Esto es muy importante, porque puedes necesitar un cambio de medicamentos o bajar de peso. De hecho, si sufres de Síndrome de Ovarios Poliquísticos, tienes antecedentes familiares o sufriste preeclampsia alguna vez, también debes planificarte.

Visita a tu médico constantemente

El segundo paso es tener el control de los cambios en tu organismo. Tienes que hacer seguimiento de todo lo que está pasando en tu cuerpo para que nada te tome por sorpresa. Y además, necesitas que un especialista regule los alimentos para embarazadas que consumes y sus efectos en el bebé.

Dieta para embarazadas

Este es el paso más importante de todos: tienes que seguir una dieta para embarazadas. Y repito, y subrayo, y te advierto: la clave para un embarazo sin problemas es tener una alimentación balanceada. Y no, no vamos a descargar consejos por internet. Cada mujer es un caso médico diferente y por ende debe ser evaluado como tal. Tienes que ir con un nutricionista y pedirle que te establezca una dieta para embarazadas con diabetes gestacional.

Recuerda que la inestabilidad hormonal afecta los niveles de azúcar en la sangre y directamente altera tu metabolismo. Un especialista te dirá que alimentos para embarazadas puedes conservar de tu dieta actual (si sigues alguna) y que debes cambiar para no afectar el desarrollo del bebé.

Camina 30 minutos al día, 5 días a la semana

Además de seguir la dieta para embarazadas, debes cumplir una rutina de ejercicios sencilla. Camina 30 minutos al día, por lo menos 5 días a la semana. La actividad física ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre y elimina los riesgos de la diabetes gestacional.

Toma tus medicamentos para diabetes gestacional

La receta dependerá de la evaluación médica previa y durante el embarazo. Solo un especialista te puede indicar que medicamentos necesitas para controlar la glucosa.

Controla los niveles de azucar

La diabetes en el embarazo altera las necesidades diarias de energía. Por este motivo debes revisar los niveles de azúcar en tu sangre muy seguido y equilibrar tu dosis de insulina, los alimentos para embarazadas del día y la rutina de ejercicios para evitar los bajones o subidas de glucosa.

Cuidado con la hipoglucemia

Un consejo que nunca está demás es cargar en tu bolso un par de caramelos o dulces para subir el azúcar. También es conveniente explicarle a las personas que te rodean todos los días, qué deben hacer en caso de sufrir un episodio de hipoglucemia, que como te comenté antes, es muy peligroso.

Alimentos para embarazadas

Antes dije que no bajaríamos una dieta por internet. Pero si puedo darte una lista de los alimentos para embarazadas con diabetes que pudieras tomar como referencia, para no cometer una imprudencia antes de tu cita con el doctor.

  • Evita los dulces, la gaseosa y la bollería
  • Modera las grasas y proteínas.
  • El consumo de carbohidratos debe ser controlado (pasta, arroz, cerales y pan)
  • No bebas zumos de fruta
  • Las mujeres con diabetes en el embarazo, no deben “comer por dos”
  • Dile si a las frutas, legumbres, panes integrales y proteínas animales.
  • En el desayuno, puedes optar por leche, yogurt o tostadas.
  • Para el almuerzo y la cena: Carne, pescado o huevo. Con una ración de verduras o legumbres.

Conclusiones

Trataré de simplificarlo con una ecuación: Dieta + ejercicio + control del azúcar = embarazo exitoso.

Los síntomas de diabetes gestacional son poco notorios, pero salen reflejados en los exámenes médicos.

La dieta para embarazadas debe ir acompañada por una rutina de ejercicios y constantes visitas al médico.

Además, los alimentos para embarazadas con diabetes gestacional son ricos en proteína animal, verduras y legumbres. Mientras que los carbohidratos deben ser controlados y los dulces deben evitarse.

Y finalmente, mi conclusión más importante: en pleno siglo XXI, tener diabetes y ser madre es posible y sin problemas. Así que deja de preocuparte y comienza a cuidar de tu bebé desde ya.

¡Suerte!