Moisés para bebés: ¿Hasta que edad puede usarlo mi bebé?

18351

¿Comprar la cuna o el moisés para bebé? He ahí el dilema. Si eres mamá primeriza, lo mejor es estudiar tus opciones. Es muy mala idea irse directo al mercado sin tener claro qué es lo que realmente necesitamos. Así que en este artículo te ayudaré a elegir cuál es la mejor alternativa para ti y te contaré las ventajas y desventajas de la cuna moisés para bebé, mejor conocida como minicuna.

¿Qué es un moisés para bebé y por qué necesito uno?

moisés para bebé

El moisés para bebé es una camita pequeña, como una canastilla, hecha de mimbre o lona. Su función es brindar comodidad al recién nacido mientras se acostumbra a vivir fuera del vientre materno.

Recuerda que los bebés al nacer no están acostumbrados a dormir en espacios amplios, entonces ocupar una cuna durante los primeros meses puede ser bastante precipitado y riesgoso.

Además, estos catres tienen una estructura alta, que permite a la madre cargar a su hijo sin tener que doblar demasiado la espalda. Otra de las buenas razones por las cuáles te conviene un moisés para bebé, es que por lo general ocupan muy poco espacio en la habitación.

Así que: comprar un moisés para bebé te permitirá brindarle comodidad al recién nacido sin alterar su zona de confort, tenerlo cerca de tu cama sin ocupar mucho espacio y trasladarlo con facilidad a otras áreas de la casa.

¿Hasta qué edad se usa un moisés para bebé?

Pues, eso depende del moisés para bebé que elijas, cada modelo tiene un peso máximo permitido, para garantizar la seguridad del recién nacido. Así que conviene revisar las instrucciones del catre antes de comprarlo.

Sin embargo, la Asociación Americana de Pediatría (AAP) señala que, en menos de tres meses, el moisés podría quedarse pequeño. Así que te daré un consejo más que efectivo: cuando tu bebé pueda sentarse, cámbialo a la cuna. Desde ese momento los catres se vuelven peligrosos porque no son lo suficientemente profundos, el bebé gana altura y aumenta el riesgo de caídas.

Finalmente, notarás que en la cuna para bebé, el tuyo reaccionará con curiosidad al primer momento. Pero no te angusties ni caigas en la trampa de colocar almohadas o peluches a su alrededor. ¿Por qué? Pues de acuerdo a un estudio de la AAP, esto podría causar muerte súbita en el recién nacido.

Muerte súbita: También se conoce como muerte de cuna y afecta a 1500 bebés estadounidenses cada año. En el 80% de los casos, los recién nacidos murieron de asfixia, entre el primer mes y primer año de vida. La AAP recomienda que el niño duerma boca arriba y sin almohadas o peluches a los lados, para reducir los riesgos.

Pasos para elegir el moisés para bebé perfecto

Si consideras que un moisés para bebé es lo que necesitas, entonces permíteme explicarte cuáles son las condiciones que debe reunir el modelo perfecto para ti. En primer lugar, vamos a fijarnos en el tamaño.

Tamaño

Si bien el moisés para bebé se caracteriza por ser pequeño, debes considerar que entre más grandecita sea la camita, mejor. De modo que, aunque tu hijo crezca un poco, pueda aprovechar el catre por el máximo tiempo posible.

Por tal motivo, si está dentro de tus posibilidades, adquiere un modelo cuya medida sea 40 x 80 centímetros. Estos podrían usarlo hasta por 12 meses, siempre y cuando el recién nacido no gane más del peso permitido.

Altura del moisés para bebé

Entre más alto el moisés, mejor. Por lo menos que llegue a un nivel de donde puedas cargar al bebé sin encorvarte demasiado. Esos meses iniciales, después pasan factura con dolores en la columna.  

Ajuste de altura interna

Asimismo, existen modelos de catres que permiten ajustar el tamaño interno para alcanzar una profundidad de 50 centímetros, y que nuestro bebé pueda sentarse sin riesgos. Esta es una excelente alternativa que también alarga el periodo de vida útil del moisés.

Seguridad en moisés para bebé

Y finalmente, pero no menos importante, hay que buscar alternativas que garanticen la seguridad del recién nacido. Pero veamos en detalle que características tiene un moisés para bebé seguro.

  • Primero, en caso de tener barrotes, mide que entre uno y otro haya una distancia de 6 centímetros o menos. Pues no queremos que el bebé atasque su cabecita o se le atore una pierna.
  • En segundo lugar, la máxima profundidad interna del moisés tiene que ser 50 centímetros.
  • Lo tercero es fíjarte bien en el material. Si de casualidad te gusta uno de madera, revisa la calidad: las puntas o astillas son un riesgo.
  • Por nada del mundo compres un catre que tenga residuos de plomo en la pintura, el bebé podría intoxicarse.
  • Asimismo, el colchón del moisés tiene que ser ortopédico o semiortopédico.
  • Por último, el material del forro debe ser fácil de lavar.

Entonces, ¿conseguiste un moisés para bebé que cumpla con todas estas normas y se ajuste a tu presupuesto? Entonces agregaré algunos consejos importantes de seguridad sobre su uso.

  • En primer lugar, si el catre viene cubierto con algún tipo de plástico: retíralo. Pues el bebé podría asfixiarse.
  • No coloques el moisés para bebé cerca de las ventanas, si estas permanecen constantemente abiertas.
  • Verifica que no haya objetos peligrosos en la camita, antes de acostar al recién nacido.
  • Si te gustan los carruseles que van colgados sobre el moisés, asegúrate que el tuyo esté a una buena altura, para que tu hijo no pueda agarrarlo.

Otra opción: Cuna moisés o minicunas

cuna moisés para bebé

Existe también una alternativa para aquellas madres que quieren invertir en algo un poco más duradero, pero conservando los beneficios del catre: las cunas moisés o minicunas.

Las cunas moisés o minicunas básicamente varían por su tamaño y diseño. Pues al ser un poco más grandes, pueden fácilmente acompañar a tu bebé hasta cumplir su primer añito. Además, son fáciles de guardar por su diseño desmontable y plegable.

De modo que es una excelente opción, si lo que buscas es durabilidad y un punto medio entre las cunas para bebés y los catres convencionales. Además, su única desventaja es que ocupan más espacio en la habitación.

Diferencia entre cunas para bebés, moisés y cunas moisés

cunas para bebés o moisés cuna
Moisés Cuna moisés Cunas para bebé
Es un cesto de mimbre con agarre, que se coloca sobre una base de hierro o madera. Por lo general es una camita rectangular, con borde alto (unos 30 cm de profundidad) y de tamaño 50 x 80 cm aproximadamente. Las cunas para bebés pueden superar los 130 x 80 centímetros. Tienen un armazón grande y alto. Son la primera camita del bebé.
Son pequeños La cuna moisés para bebé es mediana De igual forma las cunas para bebés son grandes
Fácil de mover Dificultoso para mover Difícil de mover
Poco estable Buena estabilidad Totalmente estable
Este el bebé puede usarlo de 3 a 6 meses El bebé puede usarlo hasta el 1 año Así el bebé puede usarlo hasta los 3 años
Mide 80 x 40 centímetros y 25 de altura Mide 50 x 80 centímetros y unos 30 de alto. Puede medir 120 x 60, 140 x 70 y 140 x 80 centímetros La altura es ajustable

Ventajas y desventajas del moisés para bebé

Ventajas

  • Es económico
  • Fácil de mover
  • Tiene el espacio recomendado para un recién nacido
  • No ocupa casi espacio

Desventajas

  • Puede ser inestable
  • Dura poco tiempo, así que igual tienes que invertir en la cuna
  • Es peligroso tener a tu hijo allí cuando comienza a sentarse
  • En 6 meses se convertirá en un traste más de tu almacén

Ventajas y desventajas de las cunas para bebés

Ventajas

  • Podrás utilizarla hasta que tu bebé cumpla 3 años
  • Algunas tienen tamaño ajustable para adaptarse a las necesidades del bebé
  • Aunque es muy grande para un recién nacido, existen unas herramientas llamadas “reductores” que te permitirán ajustar el espacio y garantizar que el bebé se sienta seguro.
  • Existen modelos de moisés para bebé que pueden transformarse en cama, lo que significa un ahorro adicional.

Desventajas

  • Es costosa
  • Es grande, por lo que debes dejarla en un solo lugar
  • Sin los reductores para cunas, los bebés se sienten incómodos por el tremendo espacio
  • Hay que tener cuidado con el material y la toxicidad de la pintura, para evitar riesgos.

Consejos para la transición a la cuna

  • Para concluir, procura que el salto del moisés a la cuna para bebé, no coincida con el destete, la dentición o la introducción de alimentos sólidos. Pues los cambios deben darse de forma paulatina.
  • Si el moisés para bebé estaba siempre cerca de tu cama, como en el caso de las minicunas colecho, entonces es mejor que pases un tiempo cerca de él en la cuna antes de dejarlo solo.
  • Acostúmbralo a pasar tiempo en la cuna, en horarios diurnos: por la siesta, el reposo y así sucesivamente.
  • Si utilizabas algún carrusel o juguete sobre el moisés, trasládalo también a la cuna. De modo que el bebé se sienta familiarizado y cómodo.
  • Finalmente asegúrate de que tu pequeño esté acostumbrado al nuevo espacio, antes de mover la cuna para bebé a su dormitorio.

También te puede interesar: