Juegos divertidos que puedes hacer con tu bebé

880

Realizar pequeños juegos con tu bebé es importantes porque estimulan su creatividad, desarrolla sus habilidades motoras y sobre todo se divierten mucho. 

El que los padres hagan actividades y juegos sencillos con su bebé crea un fuerte vínculo entre ellos. Además, es una buena manera de estimular su creatividad, de que aprenda y se relacione con los objetos que están a su alrededor. Esto a futuro hará que tu hijo sea seguro de sí mismo, no tenga miedo de realizar algo nuevo y tenga una mayor facilidad de aprendizaje.

Los juegos que puedes hacer o inventar no deben ser muy complicados, incluso puedes usar objetos de la casa que no resulten ser peligrosos para el bebé. También, puedes incluir esas actividades durante la hora del baño.

Ahora te mencionaremos algunos juegos que puedes hacer con tu pequeño que ambos disfrutaran mucho.

Bailar:

Pon música alegre de todo tipo y comiencen a bailar, puedes colgarlo o colocarlo en una cangurera. Eso aliviará al bebé por si se encuentra un poco malhumorado o aburrido. Si tu bebé aún es muy pequeño asegúrate de sostener bien su cuellito y no hacer movimientos bruscos como sacudirlo. Cuando ya pueda pararse y caminar haz movimientos más exagerados y divertidos, eso hará que tu bebé se ría.

Burbujas:

Cuando estén paseando en el parque o se lleve al bebé a un lugar nuevo, incluso cuando se ponga llorón puedes hacerle burbujas y verás cómo presta atención y se pone más contento. También, cuando tu bebé sea más grandesito puedes hacer burbujas durante la hora del baño, eso hará que sea más divertido y se le inculcará un buen hábito de higiene.

Objetos y sonidos:

Dale a tu bebé diferentes objetos no muy pesados, al principio los examinará y luego empezará a golpearlos contra la mesa o uno con otro. Se dará cuenta que al golpear diversos objetos estos hacen sonidos diferentes, algunos más suaves otros más ruidosos. Haz que agarre los objetos con ambas manos para que vaya aprendiendo a coordinar sus movimientos.

Pelotas:

Puedes dejar que tu bebé observe cómo haces rebotar y girar la pelota. Luego dásela para que él/ella la revisen, al principio solo cogerá la pelota y tal vez la haga rodar a otro lado, ¡eso está bien! Más adelante cuando ruedes la pelota hacia tu bebé te la devolverá.  Y mientras vaya creciendo y tenga más equilibrio podrá patear la pelota y lanzarla.

Te dejo un interesante video donde te mostrarán otros juegos que puedes hacer con tu bebé