El balbuceo de las primeras palabras de nuestro bebé

3917
Cuando el bebé cumple dos meses de edad, empieza a emitir sonidos que provienen de la parte posterior de la boca, en respuesta a las demostraciones afectivas que le procesamos, es decir, poco a poco comenzará a balbucear o emitir sonidos, no solo el llanto o los gestos.

El balbuceo de nuestros bebés, es una manera de ir entrenando los músculos faciales y los órganos fonatorios para poder aprender a hablar y, también es una manera de acercarse a su lengua y a su entorno.

Entonces, el desarrollo del bebé en su segundo mes de vida, se caracteriza porque empieza a emitir sus primeros sonidos, que suelen encantar a los padres y abuelos, estos se consideran sus primeros intentos de comunicarse con la familia.

La imitación de lo que el bebé oye y la observación de las reacciones que nosotros los padres tenemos, le ayudan a reemplazar los balbuceos por sonidos cada vez más parecidos a las palabras.

Estos sonidos no indican el inicio de nuestro bebé en la creación de palabras; simplemente está experimentando con su voz, descubriendo sus tonos y modulaciones y comprobando todo lo que es capaz de hacer con ella.

De forma gradual, el pequeño empezará a utilizar una serie infinita de vocablos, como oh, ba ba, ah, ta, y así descubre la posibilidad de unir una consonante a las vocales, lo que dará a desarrollar el lenguaje del niño.

Llegado este momento, es importante hablar mucho con el niño o leerle cuentos. Aunque todavía el bebé es incapaz de descifrar las palabras, puede seguir el sentido de la frase por el tono de la voz, por la expresión de la cara o por los gestos.

Es muy conveniente hablarle a tu hijo, ya que de esta manera facilitas su aprendizaje, su crecimiento intelectual y afectivo.