¿Cómo elegir la tetina adecuada para mi bebé?- Tipos de Tetinas

33654

La tetina es la parte más importante del biberón, por lo tanto debemos de escogerla correctamente, pero ¿qué debemos saber para escoger la tetina ideal? Hoy te enseñaremos los puntos claves para escoger una tetina y la variedad que existe.

La tetina es la parte más importante del biberón, porque es quien cumple la función de sustituir al pezón materno. Para la mayoría de bebés es difícil el cambio de pezón a la tetina, una de las causas de que no la acepte es por la forma y textura que tiene. Es por eso que hoy vamos a enseñarte a elegir la tetina adecuada para tu pequeño, mostrándote los diferentes tipos de tetinas en 5 categorías para que así sepas elegir sabiamente cuál es la tetina adecuada para tu pequeño.

Por su material:

Existen 2 tipos de materiales  de tetinas, las de silicona y látex a continuación conocerás sus diferencias:

TETINA DE LÁTEX:

Está hecho de un material natural, muy resistente a tirones o desgarros, pero tiene el inconveniente de degradarse con el paso del tiempo por la materia grasa de los alimentos y la luz solar. Como regla general, las tetinas de látex deben reemplazarse cada uno o dos meses, ya que si no se ponen pegajosas.

TETINAS DE SILICONA:

Están hechas por un material artificial transparente que no se deteriora con el uso. Es más resistente a la temperatura, la luz solar y la grasa, sin embargo son más delicadas, por lo que es más probable que el bebé logre rasgarla al salirle los dientes. Esta tetina debe reemplazarse inmediatamente en cuanto se aprecian marcas o mordiscos  o cualquier otra deficiencia.

Por el flujo:

Las tetinas vienen en diferentes niveles de flujo, es decir, cantidad de leche que dejan pasar, que van de lento a rápido. Explicaremos los diferentes tipos de niveles que hay.

Tetina de Flujo Lento, es ideal para bebés recién nacidos, ya que la leche sale de poco en poco.

Tetina de Flujo Medio, es adecuada para bebés a partir de los 3 meses, que necesitan más cantidad de alimento y se muestran más ansiosos a la hora de comer.

Tetina de Flujo Rápido:, se recomiendan usarlo a partir de los 6 meses, cuando él bebé ya toma grandes cantidades de leche y domina del todo la habilidad de succionar.

Tetina de Flujo Variable:, tiene un sistema que regula la velocidad con la que sale la leche, es decir, es adaptable a la forma de tomar el biberón.

Por la forma:

Las diversas formas que traen las tetinas ayudan a cubrir cada necesidad del bebé.

Tetina de Gota, es de forma redondeada, la más usada tradicionalmente y muchos bebés la prefieren, aunque pueden interferir en la formación del paladar.

Tetina Anatómica, tiene una forma más aplanada y se adapta al paladar del bebé evitando así deformaciones, pero esta tetina puede ser más incómoda para algunos bebés.

Tetina Fisiológica, imita al pezón materno porque cuenta con un diseño más alargado y con rugosidades que facilitan el agarre. Es ideal para iniciar la transición del pecho al biberón.

Por el tamaño:

Podemos encontrar a las tetinas de 2 tamaños, boca estrecha y boca ancha, a continuación sus características.

Tetina de Boca Estrecha, es la que se utiliza en los biberones clásicos, son más alargados, pero a su vez son más complicados a la hora de limpiarlos.

Tetina de Boca Ancha, se emplea en biberones más gruesos, son más fáciles de limpiar, aunque no a todos los bebés les gustan ni se adaptan a todos los accesorios.

Por su uso:

Las tetinas también se clasifican por el uso que son, tetina para leche, las clásicas y tetinas para jugos o papillas.

Tetina para Leche, es la más habitual y está diseñada para darle al bebé leche de fórmula o leche materna.

Tetina para Jugos o Papillas, es especial para líquidos más espesos, ideal para cuando tu bebé empiece a tomarlos.

Ten en cuenta que la última palabra sobre la elección de la tetina la tiene tu bebé, por lo que deberás ir probando hasta encontrar la que más se adecue a él. ¡Por suerte hay muchas para elegir!