Ejercicios que puedes realizar durante el tiempo de gestación

2154
Cuando llega la gran noticia de que estás embarazada y quieres saber si puedes seguir realizando el ejercicio, si conviene iniciar nuevas prácticas de actividad física o por el contrario el ejercicio está contraindicado.


En primer lugar, si no existe ninguna contraindicación o riesgo alguno, se puede realizar ejercicio moderado durante el embarazo, ya que es bueno para la madre y para el bebé.

Si no estamos acostumbradas a hacer ningún ejercicio, lo mejor es que empecemos por las caminatas, pues no requiere de condiciones especiales ni de entrenamiento.

En este post, te vamos a recomendar los ejercicios que debes realizar durante el embarazo y ver cuáles son los más adecuados en esta etapa

Caminar durante el embarazo:

Aporta múltiples beneficios y es una actividad que se puede realizar desde el primer hasta el último momento antes del parto. De hecho, es recomendable para favorecer la llegada del bebé de manera natural. Caminando prevenimos problemas circulatorios como los edemas y sus consecuencias, la hinchazón de piernas y pies, entre otros.  Además caminar durante el embarazo ayuda a controlar el aumento de peso sin forzar al organismo, debido a que es un ejercicio aeróbico pero de bajo impacto.

Realizar ejercicio en el agua es ideal en esta etapa:

Ya que este medio hace que los cuerpos que se encuentran sumergidos en ella rebajen enormemente su peso físico y se reduce el riesgo de lesionarnos o forzar músculos. Otra ventaja es que el cuerpo de la mujer embarazada no se sobrecalienta en exceso y junto a estos puntos, la natación proporciona mejora muscular, circulatoria, respiratoria, disminuye el dolor de la zona lumbar, entre otros.

Hacer abdominales duros:

Este ejercicio te hará más fácil el parto y la recuperación de tu figura después del mismo. Para fortalecerlos, mientras aún no tengas mucha pancita, para realizar este ejercicio debes echarte boca arriba sobre una colchoneta, eleva un poco las piernas y pedalea con ellas hacia atrás, despacio, durante 1 minuto, mientras respiras lenta y profundamente.

Yoga durante el embarazo:

Si realizamos yoga nos mejorará la postura corporal y ayudará a prevenir dolores de espalda y los vómitos. Aparte, nos ayudará a reducir la presión y el peso que supone el embarazo, contribuye a eliminar la sensación de fatiga y asegura al feto una mayor oxigenación. Además, es un ejercicio muy relajante para la madre y durante el mismo se suele ser muy consciente del bebé, favoreciendo el vínculo la comunicación antes de nacer.

Andar en bicicleta:

Es una actividad que relaja, tonifica, distrae, evita el exceso de peso (tanto de la madre como del bebé) y mejora la circulación. El ciclismo se recomienda habitualmente como una actividad viable hasta el quinto o sexto mes de embarazo. Después de este tiempo el volumen de la barriga de la embarazada puede desequilibrarse y lo mejor es buscar algo menos peligroso.