5 beneficios ideales para el uso de fulares en tu bebé

5291
En un post anterior, habíamos tocado el tema sobre la elección de los fulares y portabebés, cuáles eran los indicados y por qué las mamis los adquirían, ahora, si sigues en duda de cuál de los dos usar, te aconsejamos seguir este post.

La mayoría de mamás que se encuentran por dar a luz o tienen a sus bebés, no saben si usar un fular o portabebé, aunque los dos tengan un parecido, tienen diferentes beneficios, aparte de poder transportar al bebé con nosotras a varios lugares.

En este caso, te haremos conocer 5 beneficios para que empieces a usar los fulares y así poder estar cómoda llevando a tu bebé contigo a los sitios donde la gente transite más, pero primero ¿por qué tenemos que usar fulares? sencillamente porque aparte de cuidar la seguridad de nuestro pequeño, estará en contacto con la figura paterna y materna en todo momento y eso les ayudará a adquirir una postura adecuada a lo largo de su desarrollo.

1. Fortalece los vínculos:

El contacto continuo favorece una relación muy especial entre el bebé y la madre, ya que la cercanía del recién nacido provoca la secreción de una serie de hormonas.  Además, previene la depresión posparto, ya que el contacto directo aumenta el nivel de otras hormonas, como las endorfinas.

También, beneficia la lactancia materna ya que al llevar a nuestro bebé cerca provoca que segreguemos oxitocina, lo que favorece la subida de la leche y un buen establecimiento de la lactancia materna.

2. Tonifica los músculos de la espalda:

El peso total del niño está sostenido por el portabebés, y se reparte por toda nuestra espalda. De esta manera, nuestro cuerpo se va adaptando progresivamente al peso de nuestro pequeño, lo que contribuye a fortalecer nuestra musculatura y a tener un mejor control postural.

Con todo esto, prevenimos los posibles dolores de espalda provocados por coger a los niños en brazos, ya que usamos solo un brazo y forzamos posturas incorrectas para nuestra espalda.

3. El bebé no pasará tanto calor: 

Esta es una de las creencias típicas, que pensamos que nuestro bebé se morirá de calor cuando este en nuestro brazos. Al contrario, nuestro niño estará más fresco con el fular que dentro de un coche para bebés. Es cierto que dependiendo de la tela con la que esté hecha el fular pueden agobiarse, pero más calor pasan si tienen que estar encerrados dentro del carrito y sin nada de aire que les dé.

Escoger un portabebés fresco para el verano es una buena opción. Elige los tejidos naturales que ayudan a transpirar el calor y el sudor, como el algodón.

4.  Mejoran la salud general de nuestro pequeño:

Como antes comentábamos, el fular portabebés proporciona mayor seguridad en nuestro pequeño, ya que se sentirán  más tranquilos y estarán menos nerviosos. A su vez aumentarán los tiempos de sueños y disminuirán los lloriqueos, así como los cólicos y vómitos.

Por otro lado, ya sea mami o papi quien lleve  a sus bebés pegados a sus cuerpos se van a sentir seguros y confiados porque serán capaces de reconocer más rápidamente las señales del bebé e identificarlas, como el sueño, hambre o cansancio.

5. Mayor estimulación neuronal

El niño que viaja en los fulares tiene una gran ventaja respecto al resto, ¿ a qué se debe esto? pues simplemente empieza  relacionarse e interactuar más con el entorno. Al estar al mismo nivel que el resto de las personas tendrá experiencias con el medio más enriquecedoras. Su cerebro madurará antes y acelerará su aprendizaje.

Consejo extra: en el siguiente video te diremos cómo usar un fular. No te lo pierdas.

https://www.youtube.com/watch?v=w-hj7ymDboo