Cuida la piel de tu bebé con estos tips que tenemos para ti

3979

¿Existe algo más hermoso que la piel de tu pequeño? Nosotras las mamis no podemos resistirnos de tocarla y acariciarla, en especial sus mejillas gorditas, tu bebé se sentirá tranquilo y le encantará cada vez que lo haces. Pero debemos saber cómo cuidarla en especial en estas épocas tan calurosas.

La piel de nuestro bebé es muy suave y tersa, al mismo tiempo, resistente y elástica. Sin embargo, hay casos que al principio que la piel de un recién nacido no es para nada perfecta, por lo que pueden haber zonas pelándose, enrojecidas o con escamas en los primeros días después del nacimiento.

No te alarmes, todo esto es normal. Para evitar esto usa una pomada suave para ayudar a lubricar y cicatrizar la piel que sangre o que esté resquebrajada. Verás que muy pronto la piel de tu bebé se recuperará y volverá ser más tersa.

Por otro lado, para mantener sana la piel de tu bebé, necesitarás conservar su suavidad y resistencia naturalmente. Incluso si la piel nuestro pequeño no presenta zonas pelándose, no hay que dudar en que se beneficiará si usa cremas hidratantes.

Lo mejor que se puede hacer es comprar productos sin perfume con ingredientes como aceite mineral. La crema hidratante que aplicas diariamente a tu bebé no debe contener sustancias como los bloqueantes solares.

En las estaciones más fuertes y calurosas del año, nuestros bebés deben mantenerse fuera del alcance de la luz solar directa. Se estima que un bebé puede quemarse con el sol en un período muy breve, de 10 a 15 minutos, incluso en los días nublados.

Para evitar este molesto sol, lo que podemos hacer es vestir a nuestro bebé con ropa delgada de algodón que le cubra los brazos y piernas, asegúrate de ponerle una gorrita para el sol cada vez que salgan.

Sabemos que la piel de nuestro bebé en algunos casos puede ser sensible a las sustancias químicas que se encuentran en la ropa nueva o residuos de jabón y detergente que quedan después del lavado.

Para evitar problemas estos tipos de problemas, debemos lavar toda la ropa y la ropa de cama nueva antes que las use nuestro pequeño. Luego, que durante los primeros meses, la ropa de nuestro bebé debe ser lavada por separada y claro está en usar un detergente suave y enjuagarla mínimo dos veces.